Los ticos – ¿Cómo son los costarricenses?

Escrito por: Sergio Otegui Palacios – Zaragoza España

No creo que sorprenda a nadie a estas alturas diciendo que Costa Rica es un país que me enamoró por muchas razones, pero sin duda la forma de ser de sus habitantes fue una de las principales. En esta publicación voy a hablar sobre los ticos y sobre cómo es la sociedad costarricense.

Antes de comenzar con el relato sí que me gustaría aclarar que este artículo ha sido escrito por un español y supervisado por una costarricense. Por ello no conviene tomarlo como una guía sociológica de los ticos, sino más bien como una mirada de la cultura de Costa Rica desde el punto de vista de un turista. Dicho esto, comenzamos.

El amor por su país

Si algo me gusta de los ticos es ese sentimiento tan profundo de afecto que tienen hacia su tierra. Difícilmente encontrarás a locales hablando mal sobre Costa Rica y sobre sus habitantes. Todo lo contrario. Los costarricenses conocen muy bien su patria, su cultura, sus costumbres, sus rincones… y se sienten plenamente orgullosos de ello. Si de verdad quieres saber qué visitar, dónde comer, dónde dormir… pregunta a alguien de ahí.



La naturaleza

Con apenas 51.100 kilómetros cuadrados de extensión (el tamaño de Aragón, España), Costa Rica concentra el 4% de la biodiversidad mundial. Sin duda esto es una de los grandes atractivos del país, y los ticos lo saben y la cuidan. Un amor por la naturaleza perfectamente arraigado en la sociedad, que pasa desde las autoridades políticas hasta el ciudadano de a pie, de padres a hijos.

La importancia del turista

En estrecha relación con el punto anterior, los costarricenses tienen claro el peso que el turismo tiene en el desarrollo económico del país. Costa Rica recibe una media de 500 turistas por cada 1000 habitantes, y tratan de cuidar a cada uno de ellos. Los ticos son atentos, educados y muy respetuosos con los de fuera. De hecho, si sois turistas y tenéis previsto visitar el país, mi consejo es que os alojeis algún día en casa de algún tico.

El único “pero” turístico del país es que, en demasiadas ocasiones, los extranjeros tienen que pagar un ticket muy elevado por visitar algunos enclaves turísticos.

El trabajo en Costa Rica

Que Estados Unidos trata de influir allí donde va es una realidad, y creo que en el ámbito laboral de Costa Rica se hace patente, para lo bueno y para lo malo. En lo positivo, en Costa Rica todavía sigue teniendo mucho peso los títulos y la experiencia, y es posible tener éxito laboral si te esfuerzas por ello. La formación sigue abriendo muchas puertas. Por otro lado, se fomenta el autoempleo y hay una cultura emprendedora palpable.

En contraposición, y aunque esto es opinable, trabajan demasiado. Semanalmente pueden trabajar hasta 48 horas y solo tienen un día de vacaciones por cada mes laborado. Quizá en España estamos mal acostumbrados.

El deporte

Aunque es un país pequeño y no son potencia mundial en casi ninguna disciplina, los costarricenses siguen de cerca los éxitos de sus deportistas por el mundo. Por encima de todos, el fútbol es el deporte que más les hace vibrar. La mayoría de la población es aficionada a algún equipo del país o siguen de cerca las andanzas de aquellos futbolistas ticos que despuntan en ligas extranjeras. Entre todos ellos destaca Keylor Navas, que desde que defiende la portería del Real Madrid se ha convertido en un auténtico ídolo nacional y protagoniza una de cada dos campañas publicitarias (este dato me lo he inventado, pero más o menos ^^).



Pero sí algo “les mueve el piso” es “la Sele”, el equipo nacional de Costa Rica. Los ticos están enganchados a la selección costarricense hasta el punto de que el país se paraliza en cada partido internacional. Así que si te gusta el fútbol y viajas a Costa Rica, no desaproveches la oportunidad de ver un partido entre ticos o, incluso, de jugar una buena “mejenga” (un partido amistoso) con ellos.

La religión

Costa Rica es un país tradicional donde la religión sigue teniendo un peso fundamental con un 70% de ticos afines al catolicismo. Pero al margen de datos, la importancia de la iglesia se hace visible en el día a día, y entre personas de cualquier edad. No es raro ver sacerdotes jóvenes, ni grupos religiosos liderados por gente joven. También es práctica habitual el uso de frases  como “que Dios lo acompañe”, “estoy bien, gracias a Dios” o “si Dios lo permite”.

La educación de los costarricenses

Si viajas a Costa Rica seguro que esto te llama la atención. Los ticos son educados, mucho. Siempre te pedirán las cosas “por favor” y te darán las “gracias”, pero vete acostumbrando también a que te traten de “usted” (o de vos, depende la zona). “Sí, señor” o “Sí, señora” son dos respuestas habituales a tus llamados, y el “Don” o “Doña” la forma que tienen de dirigirse a personas de mayor edad. “Con permiso” también es una expresión habitual que usan antes de entrar algún lugar o de levantarse de la mesa.

Con este altísimo nivel educativo no es de extrañar que su servicio al cliente sea exquisito. Que no te sorprenda encontrarte en la entrada de un restaurante a una persona cuya única función es abrir la puerta y dar la bienvenida a los visitantes. Está claro que la educación se inculca desde pequeños, tanto en la casa como en el colegio. Costa Rica puede presumir de tener un desarrolladísimo sistema educativo. Hay colegios públicos hasta en el último rincón del país y los estándares de calidad son muy altos.

Eso sí, donde cojean un poco es en el tema de la gestión del tiempo. Como viene siendo costumbre en Latinoamérica, su ritmo de vida relajado no les hace ser especialmente puntuales. Tanto es así que tienen su propia hora, la hora tica, que viene a significar que para ellos la hora de quedada es algo relativo.

La familia

En Costa Rica la familia juega un papel fundamental en cualquier etapa. Las fechas especiales se celebran antes con la familia que con los amigos, y no es nada raro ver a hijos ya mayores saliendo con sus padres al cine o algún otro evento social. Lo de llevarse a los padres a un viaje con amigos también es algo factible.

Los ticos y las fechas especiales

Al margen de Navidad, Año Nuevo, Semana Santa y otras fiestas de guardar… Costa Rica tiene algunas celebraciones peculiares que me gustaría rescatar. Cuando un bebé está en camino se celebra el llamado “té de canastilla (baby shower)”, que empezó siendo una reunión solo de amigas y familiares de la embarazada en la que se entregaba regalos al futuro niño mientras se disfrutaba de un café y algo de picoteo. Ahora los encuentros van más allá y ya no es algo exclusivo de mujeres, sino que es una fiesta mixta en honor al futuro miembro de la familia. Incluso hay quien ya les llama “guaro shower” (guaro es una bebida alcohólica). Cuando el niño cumple los 15 (especialmente si es mujer), entonces es momento de la fiesta de los 15 años, una gran celebración con amigos y familiares en la que la cumpleañera pasa a ser reina por un día.

Entre las familias católicas, otra fecha destacada es el “Rezo del Niño”, un encuentro de familiares, amigos y vecinos a principio de año para rezar el rosario y dar las gracias por lo recibido el año anterior. En cualquiera de estas celebraciones suele jugar un papel destacado el popular arroz con pollo, una de las comidas especiales más habituales de Costa Rica. Tan recurrida es esta delicia gastronómica que cómicamente se le llama también “arroz con siempre”. Mención aparte merece la afición de los costarricenses por el baile, por lo que si asistes a cualquier celebración tica prepárate para bailar a ritmo de bachata, merengue, salsa… o lo que te echen. Ellos llevan el ritmo en la sangre y tú no deberías de quedarte atrás.

Las relaciones amorosas en Costa Rica

Como he comentado anteriormente, la sociedad costarricense es bastante tradicional y eso también se hace evidente en la forma que tienen de entender las relaciones de pareja. Si te enamoras de una tica y quieres tener una relación ella, es mejor que vayas despacito y paso a paso, y que si tienes claro lo que sientes le pidas formalmente ser novios. Hay familias en las que incluso tendrás que pedirle permiso a los padres, lo que allí se conoce como “pedir la entrada”. En Costa Rica y en el amor, es mejor no dar las cosas por hecho.

Los amigos

Poco más puedo añadir aquí que no se haya recogido en cualquiera de los puntos anteriores. Tan solo que si tienes la oportunidad de compartir un rato con un grupo de ticos pon mucha atención a su lenguaje y disfruta con la gran cantidad de palabras coloquiales que utilizan. Si quieres saber más sobre los costarriqueñismos, echa un vistazo a nuestro diccionario tico. ¡No tiene desperdicio!



Y en este punto doy por finalizada mi descripción sobre la sociedad costarricense. Espero que esta publicación os haya ayudado a conocer un poco mejor la forma de ser de los ticos y que eso os permite disfrutar aún más de su compañía. Mi consejo, pon un tico en tu vida. Se abren los comentarios.

LEER TEMA SEGUNDARIO: ESTO ES LO QUE PIENSA UN MEXICANO DE COSTA RICA

Créditos del post:  Escrito por: Sergio Otegui Palacios – Zaragoza España : http://www.nadaincluido.com/

Comentarios